20210303

Según los testimonios y mensajes internos de ex-empleados a los que han tenido acceso en Buzzfeed, las políticas de Facebook para prevenir desinformación, discursos de odio, y teorías de la conspiración puede ser muy efectivas, siempre que no aparezcan por allí Mark Zuckerberg o Joel Kaplan para cambiarlas a dedo y favorecer (oh sorpresa) a figuras políticas de ultraderecha que extienden, precisamente, teorías de la conspiración y discursos de odio.

“Mark personally didn’t like the punishment, so he changed the rules,” a former policy employee told BuzzFeed News, noting that the original rule had already been in use and represented the product of untold hours of work between multiple teams and experts. “That was the first time I experienced having to create a new category of policy to fit what Zuckerberg wanted. It’s somewhat demoralizing when we have established a policy and it’s gone through rigorous cycles. Like, what the fuck is that for?” said a second former policy employee who, like the first, asked not to be named so they could speak about internal matters.”

Comentábamos la semana pasada que el minado de bitcoin ya consumía más energía al año que Argentina, pero es que también está consiguiendo que haya escasez de stock de procesadores, de tarjetas gráficas con GPU, o directamente de portátiles, en el resto de ámbitos.

Dentro de la siempre excelente agenda que organiza el equipo de deCharlas (UJI), la de la semana pasada fue especialmente interesante. En ella, Emma López nos habló de los distintos sesgos existentes en el desarrollo de algoritmos, y cómo detectarlos o auditarlos (parte del trabajo que hacen en Eticas Research and Consulting).

Y hablando sobre algoritmos, no tengo muy claro si conseguir animar a la gente fotografiada hace décadas mola mucho o da cosica.

Frente a la concentración del contenido (no exclusivamente, pero mayoritariamente) erótico en OnlyFans, muchos creadores están optando por independizarse de las plataformas y recuperar el control de su propia rentabilidad (las plataformas de este tipo pueden llegar a extraer hasta un 20%). Ojalá empecemos a ver más cosas así con todo tipo de contenido, y en otras plataformas como Youtube o Patreon.

La semana pasada, un poco antes de que Daft Punk anunciaran oficialmente su separación, leía este artículo/hilo donde se mostraba un poco del proceso de fabricación de los icónicos cascos que usaba el dúo.

Una reimaginación nostálgica de los 80-90, cuando cada necesidad (hacer fotos, ver películas, escuchar música) tenía su propio dispositivo. Quizá  lo que me da nostalgia de verdad es poder hacer una de esas cosas sin sufrir las notificaciones/interrupciones de todo lo demás.

Hace poco descubrí que el llamado Bardcore (reinterpretaciones pseudo-medievales de temas contemporáneos) es todo un fenómeno iniciado el año pasado y que lo peta en youtube. Aquí va también una buena explicación sobre su origen y desarrollo.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.