20240214

¿Os acordáis de aquello de evitar que en 2050 la media de temperatura global haya subido en 2ºC? Pues segun este estudio que utiliza esqueletos de esponjas marinas, parece que ya hemos pasado el umbral de 1.5ºC, y a esta marcha es posible que para final de esta década ya lleguemos a los 2ºC.

“Our findings suggest that in the interval between the end of our newly defined pre-industrial period and the 30-year average mentioned above, the temperatures of the ocean and land surface increased by 0.9°C. This is far more than the 0.4°C warming the IPCC has estimated, using the conventional timeframe for the pre-industrial period.”

“Add to that the average 0.8°C global warming from 1990 to recent years, and the Earth may have warmed on average by at least 1.7°C since pre-industrial times. This suggests we have passed the 1.5°C goal of the Paris Agreement.”

“It also suggests the overriding goal of the agreement, to keep average global warming below 2°C, is now very likely to be exceeded by the end of the 2020s – nearly two decades sooner than expected.”

Es fácil identificar las protestas europeas en el sector de la agricultura con las tesis de la extrema derecha, y desde luego la penetración de sus narrativas en este sector es preocupante. Pero la realidad es mucho más compleja que eso, y otro factor importante es la fantasía neoliberal de que el crecimiento infinito es compatible con la supervivencia climática:

“Según Catallo, “el hecho de que la PAC continúe repartiéndose en función de las hectáreas impone la lógica del productivismo, pero no se puede efectuar una transición agroecológica produciendo el máximo posible. No se dice a los campesinos que ya no estamos en la década de los setenta y que el desafío ahora es una alimentación más sana y que respete el medioambiente”. Unos objetivos que, de momento, se encuentran lejos de la realidad. El sector primario emite el 20% de las emisiones de CO2 en Francia, mientras que España tiene el triste privilegio de encabezar el podio de los países que utilizan más pesticidas en el Viejo Continente.”

Si Taylor Swift, una de las mujeres más exitosas del planeta, con suficientes recursos legales y financieros, no puede evitar ataques misóginos digitales como los deepfakes porno, ¿qué pasa con el resto de mujeres?

“That is, if one of the most powerful women in the world cannot stop these sorts of abuses from occurring in the first place, who can? Perhaps more pertinently, though – while Taylor Swift’s billionaire status, access to resources, and overall privilege as a white and cisgender woman may shield her from the worst harms caused by nonconsensual deepfake pornography and other AI-generated abuses, what will happen to those of us who do not share those attributes?” 

““No matter how rich, powerful, or beloved, no woman is immune from the destructive and dehumanizing effects of misogyny. Deepfake porn is an assault on women’s autonomy and expression, and should be unacceptable in any society that claims to value either.”

Al mismo tiempo que se suspende multas a megacorporaciones por “demasiado duras”, se desahucia a ancianas por una deuda de 88€. Que no se nos olvide que el Estado (y por tanto, su sistema judicial) es uno de los actores que posibilita, defiende, y sostiene al capital y a los propietarios.

El fin de semana tuve la posibilidad de ver Robot Dreams en cines antes de la gala de los Goyas, y pocos me parecen los dos galadornes que la película se ha llevado. Ojo, que hay spoilers del agridulce final (lo mejor de la película) en el artículo.

A raiz de este enlace descubro las obras y trabajos de Radiante Light Art Studio, que al menos en las fotos lucen interesantísimas.

Este experimento literario y el espacio que le da cobijo me parece super sugerentes. Lo que espero es que dentro de 90 años haya gente para leer estos manuscritos.

A través de Radio 3 descubro GUM y estas recientes sesiones en directo, que en mi cabeza le da un aire al Peter Gabriel de los 80 ¿pero más psicodélico?

20240131

Aunque la legislación europea para regular IA pintaba más o menos potable, cambios de última hora que permiten a fuerzas policiales desplegar reconocimiento facial sin orden judicial han provocado, como es natural, bastante indignación. Un “you’ve been PSOE’d” a la europea.

“The German member of the European Parliament said the final text of the bloc’s new rules on artificial intelligence, obtained by POLITICO, was “an attack on civil rights” and could enable “irresponsible and disproportionate use of biometric identification technology, as we otherwise only know from authoritarian states such as China.”

Mientras tanto, incluso en países mucho más aversos a la regulación, se está prohibiendo el uso de tecnologías de reconocimiento facial (esta vez en escuelas). Aunque el hecho de que en primer lugar ya existan este tipo de tecnologías desplegadas en colegios, indica el tipo de distopía al que Estados Unidos se dirige a toda velocidad.

“Funcionarios de Lockport sostuvieron que la idea de implementar estas herramientas era permitir a los agentes de seguridad responder rápidamente a la aparición de empleados descontentos, delincuentes sexuales o ciertas armas que el sistema estaba programado para detectar. “

“Sin embargo, un análisis de la Oficina de Servicios de Tecnología de la Información (ITS) publicado “en agosto de 2023, “reconoce que los riesgos del uso de (la tecnología de reconocimiento facial) en un entorno educativo pueden ser mayores que los beneficios”. 

“El informe también señala que “la tasa de falsos positivos es potencialmente más alta para personas de color, personas no binarias y transgénero, mujeres, ancianos y niños”. El reconocimiento facial “solamente ofrece la apariencia de escuelas más seguras”, recoce la ITS en su reporte. 

Lo que ya sabíamos queda en negro sobre blanco: el Capitalismo IA no es capaz de existir sin robar el trabajo de creadoras y artistas. No se podía saber.

“The company’s admission that it could not profit without freely using human-copyrighted material comes as it faces significant lawsuits from collectives of famous authors, and from the New York Times. The paper is suing both OpenAI and Microsoft for “massive copyright infringement, commercial exploitation and misappropriation” of its work.”

Afortunadamente, también hay esfuerzos desde el ámbito académico para crear herramientas que protejan las creaciones frente a la depredación de las corporaciones tech. Nightshade y Glaze son dos buenos ejemplos de ellos.

“Nightshade seeks to “poison” generative AI image models by altering artworks posted to the web, or “shading” them on a pixel level, so that they appear to a machine learning (ML) algorithm to contain entirely different content — a purse instead of a cow, let’s say. Trained on a few “shaded” images scraped from the web, an AI algorithm can begin to generate erroneous imagery from what a user prompts or asks.”

¿Os acordáis de la burbuja de los NFTs? Una de las señales más claras de que, afortunadamente, este fenómeno está moribundo es que sólo ya se aproximen a él tipejos abyectos como Rubiales.

Mucho me temo que la próxima turra que se nos viene encima va a ser la de los smartphones basados en IA. ¿Nos solucionarán el día a día y nos ayudaran a filtrar el bombardeo informacional cotidiano? ¿Serán otro Metaverso que al final nadie usa? Está por verse.

“Whether a new piece of hardware is even necessary for users to interact with AI agents is an open question. “Only those who have lost touch with the way consumers use tech believe these products can succeed,” Francisco Jeronimo, a vice president for device data and analytics at the market intelligence firm IDC, wrote on X, referring to both Rabbit and Humane’s new products. “Although the ideas have merit on their own, the reality is that consumers don’t need these kinds of devices, they need intelligent phones!””

Estos enigmáticos patrones repartidos por el planeta no son crop circles hechos por alienígenas: son herramientas para calibrar satélites.

Muy interesante esta entrevista con Carlo Padial sobre su nueva novela “Contenido”, en la que vierte en forma de ficción situaciones vividas durante los años que estuvo trabajando en el medio digital Playground.

“Tenemos que recuperar la humanidad en lo que hacemos, por esto estoy contento del año de publicación por el cuestionamiento de las tecnológicas y la verbalización de lo que no es normal, del control del poder tecnofeudal y de la necesidad de hacer que las grandes empresas sean cuestionadas.”

Aunque este tema de Amon Tobin pertenece a su disco “Long Stories” que salió en 2019, hace poco ha salido este enigmático e hipnotizante videoclip que acompaña al tema.

 

20240109

¡Feliz 2024! En esta columna de Cory Doctorow  (¡gracias a Josep por el link!) se indica que, a pesar de haber sido financieramente muy destructivas, anteriores burbujas tecnológicas como la punto-com dejaron un remanente “aprovechable” para los años futuros. En cambio, la burbuja de la Inteligencia Artificial va a ser especialmente destructiva en todos los ámbitos, principalmente porque las rentabilidades soñadas por los inversores sólo pueden conseguirse desalojando a humanos de sus empleos:

“The self-driving pitch isn’t that your car will correct your own human errors (like an alarm that sounds when you activate your turn signal while someone is in your blind-spot). Self-driving isn’t about using automation to augment human skill – it’s about replacing humans. There’s no business case for spending hundreds of billions on better safety systems for cars (there’s a human case for it, though!). The only way the price-tag justifies itself is if paid drivers can be fired and replaced with software that costs less than their wages.”

“Once the bubble pops (all bubbles pop), AI applications will have to rise or fall on their actual merits, not their promise. The odds are stacked against the long-term survival of high-value, risk-intolerant AI applications.”

“The problem for AI is that while there are a lot of risk-tolerant applications, they’re almost all low-value; while nearly all the high-value applications are risk-intolerant. Once AI has to be profitable – once investors withdraw their subsidies from money-losing ventures – the risk-tolerant applications need to be sufficient to run those tremendously expensive servers in those brutally expensive data-centers tended by exceptionally expensive technical workers.”

En las últimas décadas, hemos convertido en nuestra cotidianeidad situaciones que nuestra especie no habia vivido nunca en sus 200,000 años de existencia: la posibilidad de viajar, el jet-lag, la incertidumbre global, la comunicación muchos-a-muchos, la comparación social global, la estandarización cultural, la desconexión con la naturaleza.. este artículo desgrana muchas de ellas con reflexiones interesantes.

“The instant, global spread of information has also yielded a disorienting social result: the rise of nonlocal social comparisons. Every human throughout history inhabited a social world that was localized, where their sense of self-worth, their place on the social hierarchy, their internalized cultural norms, and their beauty standards were judged against a reference point that was in their geographical vicinity.”

“Localized social comparison did erode a bit from the rise of mass visual media, such as television, but the shift to globalized social comparison was put on steroids (sometimes quite literally) by social media. For 96 percent of the span of Homo sapiens, the reference category we used as a comparison was only—at most—a few hundred people. Now, it’s quite literally billions. (I’ll write more on this dynamic soon).”

El primer internet de los 90 donde las corporaciones y plataformas todavía no dominaban el uso y discurso de forma dominante eran un espacio de conexión donde tejer redes de amistad y de apoyo. Partiendo del trágico fallecimiento de Hematocrítico, este artículo de Delia Rodríguez explica de forma magistral cómo hemos perdido ese Internet:

“Estamos volviendo al mismo lugar: para que se establezca una relación de amistad, incluso una artificial basada en la fantasía de cercanía propia de las redes, alguien tiene que haber creado algo antes, porque en internet actuar es casi sinónimo de crear. Pienso que Hemato no paró de hacerlo, primero solo por diversión, en la mejor tradición del internet amateur, y después también por trabajo, porque marcas y empresas supieron acercarse a su entusiasmo. Sospecho que hay algo en extinción en todo esto, y que de alguna forma lo intuimos, pero ¿qué?”

“Ahora internet está cambiando. Los roles creador/consumidor, que estuvieron tan igualados, se alejan, y la conversación entre pares que encontramos por defecto al conectarnos está siendo sustituida por un discurso unilateral donde personas ricas en la atención ajena entretienen a los desposeídos de ese capital, sin simetría posible.”

Me acaba de llegar hoy y aún no he podido empezarlo, pero tengo muchas ganas de hincarle el diente a esta novela de Marge Piercy, creo que muy en la vena de obras como “El Hombre Hembra” de Joana Russ o mi adorada “Los Desposeídos” de Ursula K. Le Guin.

Una colección de obras y artistas asiáticas que transitan la intersección de foklore y futuro: aquí es donde surge lo cyberpunk.

Si eres eurofans y, como a mí, te parece que la escenografía e iluminación es cada año más synthwave/cyberpunki, aquí viene una preview del despliegue que se prepara para el año que viene.

Aunque para despliegue de luz, escenografía, música, y arte en general, nada mejor que esta película/concierto del duo francés Justice.

20231211

Años y años más tarde llegó esa especie de euforia quinceañera cyberpunk hecha furgoneta: el Cybertruck de Tesla. Interesante para algunos, un “Triángulo Enfurecido” de nula practicidad para otros, casi todo el mundo está de acuerdo en que la ocurrencia más bien responde al capricho personal de Musk que a una demanda real del mercado.

“I’ve been covering Tesla a long time, and I’ve learned never to bet against Musk’s ability to pull a rabbit out of his hat. That said, a stainless steel electric truck that upends manufacturing norms and subverts customer expectations about what a truck should look like was always going to be a tall order.”

“In the long history of trucks — from the 1925 Model T Roadster to today’s hulking, flat-nosed behemoths — it’s reasonable to assume that we have not seen anything remotely like the Tesla Cybertruck. No one was asking for it, and yet, this week, 10 people are reportedly slated to receive the first Cybertrucks.” 

Mientras tanto, sindicatos y trabajadores suecos se ponen en huelga contra las condiciones de trabajo impuestas por Tesla. ¿La respuesta de la compañia? ¡Demandar al estado sueco por permitir las huelgas!

Esto es bastante revelador de los marcos mentales decimonónicos de algunos magnates de Silicon Valley: en sus cabezas, los Estados existen para mantener a raya a los trabajadores, no para garantizar sus derechos.

Como ya he oído por ahí más de una vez sobre el uso de Chat GPT para delegar la comunicación por escrito: no sé por qué tenemos que molestarnos en leer algo que nadie se ha molestado en escribir.

Mientras tanto, la Unión Europea aprueba la primera ley del mundo que trata de regular el uso de IA. Aunque todavía no he podido leer un análisis del texto completo, algunas de las aspiraciones reguladoras han quedado descafeinadas, y se permitirá la vigilancia biométrica en tiempo real en espacios públicos bajo determinadas circunstancias.

Precisamente son las técnicas de IA las que están permitiendo la aceleración del genocidio prepetrado por el Estado israelí contra la población palestina en Gaza. Un sistema de IA llamado “Habsora” (el evangelio) propone cientos de bombardeos al día en espacios residenciales marcados como viviendas de posibles miembros de Hamas, y cuantifica una estimación de las victimas colaterales. La mayoría de las veces, el ejercito israelí despliega estos bombardeos a sabiendas de que conllevan cientos de victimas civiles, sin ni siquiera tener la certeza de que los supuestos miembros de Hamas están en ese momento en sus residencias.

“According to the investigation, another reason for the large number of targets, and the extensive harm to civilian life in Gaza, is the widespread use of a system called “Habsora” (“The Gospel”), which is largely built on artificial intelligence and can “generate” targets almost automatically at a rate that far exceeds what was previously possible. This AI system, as described by a former intelligence officer, essentially facilitates a “mass assassination factory.”

“According to the sources, the increasing use of AI-based systems like Habsora allows the army to carry out strikes on residential homes where a single Hamas member lives on a massive scale, even those who are junior Hamas operatives. Yet testimonies of Palestinians in Gaza suggest that since October 7, the army has also attacked many private residences where there was no known or apparent member of Hamas or any other militant group residing. Such strikes, sources confirmed to +972 and Local Call, can knowingly kill entire families in the process.”

Tras los peinados estrafalarios de la ultraderecha hay un cálculo más meditado de lo que parece: la necesidad de ser mediático, memorable, y convertirse en un automeme.

“Yo creo que han elegido esos peinados porque son desconcertantes y por tanto, muy mediáticos. La estética estrafalaria y rupturista que siempre había encajado en la izquierda ahora encarna a la derecha neoliberal individualista: es una oposición frontal a lo burgués y, al mismo tiempo, una reafirmación vanidosa”, continúa Velasco Molpeceres.”

Tras estos memes, la ultraderecha reaccionaria desplega un retroceso muy real. En USA ya empiezan a haber refugiados LGTBQ: familias de niños y niñas trans que tienen que mudarse de estado ante la hostilidad de gobierno actual de su estado de residencia.

Ante la tragedia de perder al Hematocrítico (una de las personalidades más originales, creativas, divertidas, y honestas que nos dio la primera etapa de las redes sociales), este artículo es uno de los homenajes más emotivos que he podido leer.

Hace poquito que descubro a Capra, la banda de metal/hardcore fronteada por Crow Lotus, y desde luego su ultimo disco (Errors) está repleto de descargas contundentes como este tema.

Con esto, esta recopilación se despide hasta 2024. ¡Felices fiestas y feliz año nuevo!

20231127

Hace mucho que no sale Eloncio en esta recopilación: ¡remediemos eso! Ya no es solo su apoyo público a conspiranoias antisemitas (lo cual no impide que el gobierno de extrema derecha israelí le invite a dar tours), es que en la plataforma anteriormente conocida como Twitter, anuncios de corporaciones como IBM o Apple están apareciendo codo con codo con contenido que ensalza a Hitler. Estas dos corporaciones han suspendido toda la inversión en anuncios de X hasta que la plataforma les de alguna explicación.

Bueno, el culebrón de la semana pasada: OpenAI fulmina a Sam Altman, Microsoft (accionista importante de OpenAI) contrata a Sam Altman, OpenAI vuelve a contratar a Sam Altman. Tras este esperpento quizá estamos vislumbrando la tensión interna en OpenAI entre su fundación original (de corte académico y más preocupada por los aspectos éticos) con su corporación mercantil (invertida por varios billonarios que quieren el siguiente pelotazo cuanto antes).

Mientras tanto, el mes que viene se pone en marcha la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial. Por el artículo no me queda excesivamente claro que es lo que va a hacer la agencia, pero esperemos que sirva para que la regulación a las corporaciones tech se despliegue en la realidad de forma efectiva.

Y al respecto de estas corporaciones Tech, Andrew Ng apunta algo bastante importante: las compañías están inflando una cierta paranoia sobre supuestos efectos de la IA que pertenecen más al terreno de la ciencia-ficción que a la realidad de estos programas. Su objetivo: deshacerse de la competencia open-source.

Y por mi parte, creo que la meta también es marear a las entidades reguladoras y apartar su mirada de los verdaderos problemas: privacidad, vulneración de los derechos de miles de artistas y creadores, y reproducción de sesgos de raza o género.

Y después de años de tarifas y normas adicionales, Nueva York ha terminado prohibiendo totalmente la actividad de Airbnb en la ciudad. Aunque este artículo se lamenta de que NY dejará de ser asequible a todos los turistas: ¿veremos más ciudades tomando este tipo de decisiones para intentar frenar la turboturistificación? Veremos.

En un futuro no sé si tan lejano, donde el ultracapitalismo ha destruido todo tejido público y social, un grupo de cibermercenarios entre la espada y la pared llevan a cabo su última misión. Esto es CBR+PNK, un juego de rol que cabe en unos pocos trípticos con un arte y rollazo espectaculares. Lo podéis comprar en inglés en itch, y parece que Nosolorol planea una edición en castellano.

¿Os acordáis del arcade parodia de Waterworld que aparecía en un episodio de Los Simpson? Parece que una persona genial se vino arriba con la broma y lo creó. Y HAY QUE METER TODAS LAS MONEDAS.

No se qué tienen los temas de The Strike, pero siempre me hacen sentir bien <3

20231110

En @algorigths inician con este artículo un club de lectura (al que de momento no puedo asistir, snif), y me ha parecido super interesante. Si tenemos claro que hay que reducir el consumo energético e impacto climático en automóviles, envases, etc.. ¿por qué no estamos haciendo lo mismo en Internet?

Como apunta el artículo, el cable y la wifi pueden ser medianamente eficientes, pero el principal agujero negro energético es el consumo de video por streaming (sea para cine o series, pero también para videollamada) desde 4G. Y sobre todo, la trampa de la eficiencia: un sistema más energéticamente eficiente acaba usándose más y con más frecuencia, consumiendo mucha más energía que sus predecesores:

“In other words, while energy efficiency is almost universally presented as a solution for the growing energy use of the internet, it’s actually the cause of it. When computers were still based on vacuum tubes instead of transistors on a chip, the power used by one machine could be as high as 140 kilowatt. Today’s computers are at least a thousand times more energy efficient, but it’s precisely because of this improved energy efficiency that they are now on everybody’s desk and in everybody’s pocket. Meanwhile, the combined energy use of all these more energy-efficient machines outperforms the combined energy use of all vacuum tube computers by several orders of magnitude.”

En el documental “Another Body” (en el que también participa la youtuber de ASMR Gibi), veremos a la ingeniera Taylor Klane en su búsqueda del autor de un deep fake porno que usaba su cara sin consentimiento (que resultó ser un compañero de clase), y lo preocupantemente extendido que están estas practicas machistas y deshumanizantes que potencia la IA.

Hasta el Financial Times (una de las biblias del neoliberalismo global) dice que la amnistia es una apuesta razonable. Cuando veo a la extrema derecha rasgarse las vestiduras (hasta el punto de ser más ridículos incluso de lo que nos tienen acostumbrados), más tengo claro que negociar y pactar, y no agitar banderas, es lo que hace posible de verdad la democracia.

Este artículo apunta a algo muy imporante: un análisis más psicológico de las atrocidades que el Estado de Israel lleva décadas cometiendo contra la población palestina, relacionado con la incapacidad de superar el dolor colectivo provocado por el Holocausto.

“La persecución y exterminio de los judíos en los años de la Segunda Guerra Mundial provocó un sufrimiento inmenso y duradero que buscó alivio en la violencia y la venganza contra un pueblo que nada tuvo que ver con el Holocausto, pero que era lo suficientemente débil como para convertirse en la víctima de la víctima.” 

“La humillación sufrida a manos de los nazis requirió una compensación psíquica, y esta compensación es la persecución y el exterminio del pueblo palestino.”

Y cuando vemos que la gente está tratando de vender en la plataforma de stock de Adobe imágenes generadas por IA que “retratan” la violencia en Gaza, pues ya lo que dan ganas es de tirarse por la ventana, la verdad.

Hay que coger con pinzas toda noticia que atribuya capacidades humanas a un sistema de inteligencia artificial, pero al parecer este modelo de procesado de lenguaje es capaz de hacer algo parecido a “generalizar” palabras o conceptos, y usarlas en diferentes contextos.

“Melanie Mitchell, a computer and cognitive scientist at the Santa Fe Institute in New Mexico, says this study is an interesting proof of principle, but it remains to be seen whether this training method can scale up to generalize across a much larger data set or even to images. Lake hopes to tackle this problem by studying how people develop a knack for systematic generalization from a young age, and incorporating those findings to build a more robust neural net.”

A través de William Gibson, santo patrón de esta recopilación, descubro esta rareza ¿cyberpunk? japonesa de 1982, una especie de pre-Calles de Fuego más madmaxera.

Creo que esta va a ser la primera aparición de Tom Cardy en esta recopilación, y ya tardaba. Sus micro-videoclips derrochan talento musical y humorístico, y esta colaboración con Brian David Gilbert sube la locura un nivel más.

20231016

A pesar de la vigilancia y represión de uno de los gobiernos más autoritarios del mundo, y a pesar de los grupos de hombres reaccionarios que se organizan para acosarlas y denunciarlas, las mujeres de China han iniciado una revolución feminista con Internet como herramienta principal, y que ya no puede pararse.

“I am not a domesticated animal. It’s impossible to confine me within the small world called “home.” I don’t want to be a wife. I want to live freely, to explore this world, to make full use of my life, and live like a free bird. I want to tell everyone who no longer sees marriage as their only option that whether it’s getting married or getting divorced, it’s all about your own happiness.”

Estos días los medios están saturados de un nuevo y trágico episodio en el conflicto de Israel y Palestina, pero no soy capaz de dejarlo fuera de esta recopilación. Este artículo resume bastante bien lo que pienso: es indispensable condenar el terrorismo de Hamás, y es indispensable condenar las atrocidades que lleva cometiendo durante décadas el Estado Israelí contra la población Palestina. Sin el fin de la ocupación y del apartheid israelís, esto no se terminará nunca.

“Benyamin Netanyahu, un oportunista sin escrúpulos, ha convertido el gobierno de Israel en un refugio de fanáticos ultraderechistas que degradan lo que fue, y técnicamente es aún, una democracia (el proyecto de liquidar la independencia judicial constituye un buen ejemplo de hacia dónde se dirigen) y hablan abiertamente de anexión y exterminio, mientras utilizan su ejército para garantizar la impunidad de los colonos en las cotidianas razzias contra los palestinos. Eso es terror. Como es terror lo que aplica Hamás sobre la propia población de Gaza, una gran cárcel a cielo abierto, y sobre los israelíes.”

Glovo no se contenta con esquivar todo lo posible la regulación laboral: es que no respeta la privacidad y derechos de su trabajadores ni cuando no están trabajando.

“Conectar un teléfono con la app de Glovo pero en segundo plano, es decir, cuando no aparece en la pantalla del dispositivo y supuestamente no se está ejecutando. Analizar durante 24 horas los datos recogidos por la aplicación y comprobar qué información envía y cuándo se envía a la plataforma y a terceras empresas. Así fue como el equipo de investigación Tracking Exposed descubrió que la conocida empresa de repartidores espía a sus riders incluso cuando no están conectados y trabajando, además de compartir información con terceras empresas sin tener permiso para ello y llevar un sistema de puntuación oculta de los repartidores sin ser informados.”

La precariedad laboral, las jornadas kilométricas, y las cuotas de reparto imposibles tienen consecuencias letales. El padre de Simón Muñoz murió atropellado por un repartidor en estas condiciones, y le honra muchísimo haber escrito un artículo como éste, donde renuncia al rencor personal y pone el foco en las malas prácticas empresariales que crean situaciones tan trágicas como la que le ha tocado vivir.

En otros usos más felices de la tecnología, este prototipo de robot recoge fruta del suelo para evitar que se desperdicie. Y además es que se llama RAMONET. Quiero decir.

Según este estudio, si seguimos la marcha que llevamos y el aumento de la temperatura global supera la media de 2º, va a haber zonas del mundo que directamente se convertirán en inhabitables.

“En un trabajo publicado este lunes en la revista PNAS, los investigadores han calculado con más precisión los umbrales de temperatura límite para el metabolismo humano a partir de pruebas fisiológicas directas y han valorado qué regiones del mundo pueden excederlos en diversos escenarios de calentamiento. Los resultados indican que si las temperaturas globales aumentan 2ºC por encima de los niveles preindustriales, los 200 millones de residentes de Pakistán y el valle del río Indo en la India, los mil millones de personas que viven en el este de China y los 800 millones de residentes del África subsahariana experimentarán anualmente una cantidad de horas de calor que superan la tolerancia humana.”

Pero si comenzamos a tomar decisiones para cambiar nuestro comportamiento e intentar mitigar los efectos de la crisis climática (ojalá), las corporaciones tech también se están encargando de estar en el medio y desplegar sus tecnologías IA, como siempre. Lo cual también tienen un coste climático.

Puede que no sea más que restronostalgia, pero NINA y Ricky Wilde están fantásticos en este single.

20230928

Esta interesante columna de Judy Estrin pone el dedo en la llaga: el problema no es  investigar y desarrollar tecnologías de Inteligencia Artificial. El problema es que, bajo un disfraz libremercadista, los oligarcas tech están estableciendo un sólo marco mental, una narrativa única del papel que debe jugar la IA en nuestra sociedad y de las transformaciones que cause, y que se nos vende como inevitable.

“I have never had such mixed feelings about technological innovation. In stark contrast to the early days of internet development, when many stakeholders had a say, discussions about AI and our future are being shaped by leaders who seem to be striving for absolute ideological power. The result is “Authoritarian Intelligence.” The hubris and determination of tech leaders to control society is threatening our individual, societal, and business autonomy.”

“What is happening is not just a battle for market control. A small number of tech titans are busy designing our collective future, presenting their societal vision, and specific beliefs about our humanity, as theonly possible path. Hiding behind an illusion of natural market forces, they are harnessing their wealth and influence to shape not just productization and implementation of AI technology, but also the research.”

Una de las maneras de evitar lo que se cuenta en el articulo anterior es una regulación efectiva. La nueva legislación IA europea parecía bastante prometedora, pero si finalmente se deja que las propias empresas sean las que decidan si sus tecnologías son o no de riesgo, la regulación servirá de poco.

“The changes in the AI Act would allow developers of AI systems to decide themselves if they believe their system is ‘high-risk’. Letting companies decide the risk classification of their AI systems undermines the human rights protection afforded by the legislation – companies have profit incentives to understate the risks their system poses.”

Otra de las tácticas de estas compañías para distraer a legisladores y público de los problemas reales que causan sus tecnologías IA, es incentivar narrativas sobre “peligros” que son más bien fantasías de ciencia-ficción.

“Last week, Yann LeCun, chief scientist at Meta and joint recipient with Hinton and Bengio of the 2018 Turing Award, called the doomerism “preposterously ridiculous.” Aidan Gomez, CEO of the AI firm Cohere, said it was “an absurd use of our time.”

Others scoff too. “There’s no more evidence now than there was in 1950 that AI is going to pose these existential risks,” says Signal president Meredith Whittaker, who is cofounder and former director of the AI Now Institute, a research lab that studies the policy implications of artificial intelligence. “Ghost stories are contagious—it’s really exciting and stimulating to be afraid.”

Para ser tan potencialmente peligrosas, algunas IAs dejan bastante que desear. Esta compañia, cuyo producto transforma arte 2D a modelos 3D, tuvo que emplear en ciertos momentos a artistas humanos para realizar desde cero el modelado, pagándoles tarifas ultra-precarias, porque los resultados de su modelo IA eran inservibles.

“One of the sources said that Kaedim hired 3D artists from around the world for “24/7 coverage.” Another said that artists were paid per model completed, “so the goal was to complete as many as you possibly could in order to get a higher payout.” That payout was around $1 to $4 per model, they added. They also received a small bonus for accepting the job quickly, they said. Psoma denied this and said all Kaedim team members are on monthly salaries, but did not respond when asked if Kaedim ever paid those sorts of $1 to $4 per model wages in the past.”

El peligro que no es en absoluto ciencia-ficción es la crisis climática que atravesamos. El conocido trabajo de 1972 “The Limits of Growth” predecía los posibles escenarios, nada halagüeños, que ocurrirían si no dejamos de lado la obsesión por crecer. Este reciente estudio demuestra que, a no ser que cambiemos de modus operandi, nos dirigimos con extrema puntualidad a estos destinos.

Por otra parte, está más cerca un potencial tratamiento para la esclerósis múltiple y otras enfermedades autoinmunes. Con esta investigación y con estas tecnologías sí que queremos quedarnos.

Aunque bueno, está visto que los esfuerzos en otros sitios se vuelcan en otros asuntos, como en diseñar “cibercucharas” de helado. Pues eso.

En el nuevo álbum de la banda noruega Kvelertak, “Endling”, no sobra absolutamente ningun tema, ningún riff, ninguna melodia. All Killer, No Filler.

20230908

No sabemos si se tratará de una especie de ciudad amurallada para salvaguardar a la élite cuando las cosas se pongan feas de verdad, o quizá un experimento anarcocapitalista como el pueblo de los osos. Lo que es cierto es que los inversores de Silicon Valley planean construirse el algún momento su propio San Francisco unos cuantos kilómetros más al interior.

En todo caso, los terrenos para esta nueva ciudad los están comprando inversores solventes, no los que se han arruinado en la fiebre (casi diría estafa) de los NFTs y las criptomonedas. A los que ahora protestan o demandan porque asuntos como Bored Ape han resultado ser una terrible inversión, pues.. como si no se viera venir de lejos. Ajo y agua.

Para el resto de los mortales, la crisis climática es algo mucho más preocupante que la inevitable debacle de las criptoinversiones. Hay multitud de evidencia científica que demuestra que el cambio climático va a acrecentar más y más la frecuencia de los fenómenos extremos. Pero ahora, por primera vez, también hay pruebas de que algunas de las DANAS y huracanes que se sufren en varias partes del mundo no se habrían producido si no existiera ese calentamiento global (que hemos provocado nosotros).

Para estar tan preocupado por la “libertad de expresión”, parece que Twitter y su antiguo propietario (Jack Dorsey) no tuvieron demasiados problemas en hacer la vista gorda con una infiltración dirigida por el estado Saudí con el objetivo de perseguir activistas y quebrantar derechos humanos. A ver si es que a Jack Dorsey lo que le preocupaba era que fluyeran los petrodólares, y ya está.

“Lawyers for Al-Sadhan updated their claim last week to include new allegations about how Twitter, under the leadership of then chief executive Jack Dorsey, willfully ignored or had knowledge of the Saudi government’s campaign to ferret out critics but – because of financial considerations and efforts to keep close ties to the Saudi government, a top investor in the company – provided assistance to the kingdom.”

“The lawsuit also alleges that Twitter had “ample notice” of security risks to internal personal data, and that there was a threat of insiders illegally accessing it, based on public reporting at the time. Twitter “did not simply ignore all these red flags … it was aware of the malign campaign”, the lawsuit claims.”

Y a estas alturas ya sabemos de sobra que el nuevo propietario de Twitter no es para nada mejor que el anterior. En una reciente entrevista, nuestro Eloncio ha llegado a declarar que decidió a comprar Twitter porque culpaba a la plataforma de que su hija trans (que actualmente no le dirige la palabra, normal) transicionara a su género actual y adoptara ideas anticapitalistas.

Este artículo se pregunta por qué, de forma repetida, personalidades tóxicas como Musk, Jobs, o Trump, llegan a ocupar cargos de responsabilidad. Afortunadamente, y como vemos cada vez más, el recorrido de estas personalidades parece ser cada vez más corto, y hay otros perfiles de liderazgo más efectivos.

“Botella insiste, pese a todo, “en que el éxito del ególatra con agenda propia y carente de empatía tiene las alas muy cortas”. Cuando acceden a posiciones de auténtico poder y responsabilidad y, sobre todo, se ven en la tesitura de gestionar grupos humanos, “sus límites y carencias se hacen evidentes”. El narcisista “puede navegar bien con viento a favor”, pero tiende a “hacer tierra quemada” con su egoísmo y falta de madurez y perspectiva. A la larga, “los individuos de este tipo resultan tóxicos tanto para las personas que se asocian con ellos como para sí mismos”. Si el narcisismo se considera una patología es porque “no suele ser compatible con una vida saludable, rica y feliz”.”

Por suerte, Internet sigue siendo un sitio asombroso, a pesar de que algunos propietarios traten sus plataformas como si fueran su juguete personal. Esta recopilación (que incluimos en nuestra propia recopilación, ¡ja!) de rincones raros y sorprendentes de la web lo demuestra. El hecho de que Mondo Mascots y Weird Medieval Guys estén incluido significa que quién ha compilado esta lista sabe lo que se hace.

“As a digital migrant rather than a native, I also remember how amazing it felt to stumble my way around the internet in the 90s and early 00s, uncovering its unexpected nooks and crannies with astonishment and delight; it was an exciting and genuinely joyful time. Now I watch other people shout at each other, assailed by news of catastrophes and bombarded with adverts for horrible trousers and cryptocurrency for the further enrichment of billionaires. I scroll, jaded, trying to recapture that sense of wonder I used to feel.”

Aunque parezcan fotos borrosas ochenteras, estas piezas en realidad ¡son óleos!

September 87, mi banda de synthwave favorita con diferencia, nos regala a cuentagotas sus joyas videomusicales. Desde 2020 no teniamos nada nuevo, pero a principios de este pasado agosto nos llegaba esta maravillosa Room Service. En esta ocasión, la serie de TV de September 87 (que es en realidad la verdadera naturaleza del proyecto) parece estar cada vez más cerca.

20230727

En esta continua crisis de los 40 de Musk, cuyas tristes consecuencias nos toca sufrir a todos los que queramos usar Twitter, la astracanada del reciente “rebranding” ha sido uno de los episodios más lamentables.

Este artículo relata de forma muy acertada el desesperado intento de Musk por revivir los años de sus primeras startups (Zip2 y, oh sorpresa, X.com) y deja muy claro que el Musk que presenciamos hoy en día es el Musk que ha habido siempre: simplemente, esta vez nos enteramos de todo y no hay nadie para pararle los pies.

“As Elon Musk’s reputation is revealed to be more marketing than reality, looking back at his history is instructive. While he had big ideas, he was eventually ousted at Zip2 and X.com because he was a bad leader and didn’t make good business decisions. But he got rich despite those failures and built his reputation in the process so that by the time he started SpaceX and took over Tesla, it was much harder to pry him from the chief executive seat if he didn’t want to leave. We can now see the consequences of granting him so much power.”

Mientras, en el mundo real, el hilo ártico está bajo mínimos, y la comunidad científica dice que unos niveles así, en condiciones normales, deberían ocurrir solo una vez cada 7.5 millones de años:

“To say unprecedented isn’t strong enough,” Dr Doddridge said.

“For those of you who are interested in statistics, this is a five-sigma event. So it’s five standard deviations beyond the mean. Which means that if nothing had changed, we’d expect to see a winter like this about once every 7.5 million years.”

Es curioso: las grandes corporaciones, que bien defienden los postulados del libre mercado, son las primeras en pactar cárteles a escondidas cuando tienen la posibilidad. ¿Por qué será?

Ya he dicho algunas veces por aquí que las IAs generativas están siendo desplegadas por las compañias que las desarrollan de una forma socialmente destructiva. Destruyen empleos y extraen plusvalía de miles y miles de profesionales, que nunca dieron su consentimiento para que su trabajo alimentara dichos modelos, y que nunca verán ni un resquicio de los beneficios que estas corporaciones generan.

Pero este artículo pone el foco en otro aspecto muy importante. Como siempre, los más vulnerables a estos nuevos riesgos son las personas subcontratadas en el Sur Global, pero son precisamente estas personas las que más rápidamente adoptan el uso cotidiano de estas IAs, en parte para poder sobrevivir laboralmente.

“Rest of World spoke to outsourced workers across different industries and regions, including call center operators in Manila, programmers in Lahore, and designers in Cairo. Many said they are already seeing generative AI change the demand for their work and the stability of their income. But while some brace for layoffs or diminishing commissions, others have embraced generative AI tools in an effort to keep ahead of the curve. If generative AI represents a tectonic shift in the way we work, offshore outsourced workers are at the fault lines.”

Aunque, a la larga, quizá estén contribuyendo con ello a precarizar todavía más su actividad.

“Model Charline Xu, 24, told Rest of World she currently makes about 1,500 yuan ($210) an hour, and that she’s worried clients using generative AI could cut into her income. She’s prepared to compete. “If [designers using AI] charge 800 yuan, I’ll do 600. If they charge 600, I’ll get down to 500,” Xu joked. “There’s no other way out. I’ll fight till the end.””

Por otra parte, también hay iniciativas para hacer de las IA tecnologías más efectivas, inclusivas y positivamente transformadoras. Esta guía es muy buen ejemplo de ello.

El cuento de terror de irse de una ciudad (Madrid o Barcelona) porque los alquileres están por las nubes, y acabar en otra ciudad (Málaga) que se vuelve igual o más cara debido a la turistificación y a la obsesión por ser “capital tecnológica”. ¡No se podía saber!

“Sin embargo, ese aluvión de tecnológicas sobre la ciudad también tiene su cara B, y el caso de Ivo lo ilustra a la perfección. Cuando tuvo que buscar un piso, empezó a ver las costuras del proyecto: el precio de la vivienda se había disparado. Detrás de esas subidas se esconde un cóctel que ya han experimentado otras ciudades, desde San Francisco a Barcelona. El efecto llamada de trabajadores cualificados, unido a la excesiva turistificación, donde el efecto Airbnb es la punta de lanza del fenómeno, está convirtiendo el nuevo Silicon Valley español en un lugar cada vez más inhóspito para vivir.”

Aunque aún me queda semana y media de faena, voy a ir poniendo en vacaciones esta recopilación. Por eso, la mejor manerar de terminar es ver a los chicos de Polyphia alternar vacaciones y playa con sus conciertos. ¡Nos vemos en Septiembre!