20200520

Articulazo sobre el movimiento conspiranoico-pro-Trump QAnon en USA. En el texto, que es extenso pero vale la pena, se trata de mostrar cómo QAnon empezó siendo un bulo alt-right más (con el famoso PizzaGate como origen), pero está evolucionando en una especie de movimiento religioso-mesiánico (además de un negocio extremadamente rentable, como lo son todas las sectas).

Como se dice en el artículo, en la historia de Estados Unidos son relativamente frecuentes las teorias de la conspiración, pero esto es mucho más y sólo estamos viendo el principio: “QAnon is emblematic of modern America’s susceptibility to conspiracy theories, and its enthusiasm for them. But it is also already much more than a loose collection of conspiracy-minded chat-room inhabitants. It is a movement united in mass rejection of reason, objectivity, and other Enlightenment values. And we are likely closer to the beginning of its story than the end. The group harnesses paranoia to fervent hope and a deep sense of belonging. The way it breathes life into an ancient preoccupation with end-times is also radically new. To look at QAnon is to see not just a conspiracy theory but the birth of a new religion.”

En una combinación ya clásica, con la crisis de la pandemia muchos han aprovechado para montar pseudo-medios de comunicación desde los que lanzar fake-news. No ya por una determinada agenda política, si no porque resulta bastante rentable. Lo que me ha sorprendido del artículo es que varios de estos “polemistas” (lo contrario de periodistas), además de financiarse con publicidad de AdSense, opten por recibir donaciones mensuales por Patreon (y les funciona).

El año pasado salieron a relucir las horribles condiciones en las que trabajan los empleados de las subcontratas de moderación de contenido de Facebook o los de Youtube, que en muchos casos estaban desarrollando trauma de estrés post-traumático.

Tras una demanda conjunta, parece que Facebook está dispuesto a compensar económicamente a los empleados, y a comprometerse a realizar controles psicológicos más estrictos para salvaguardar la salud mental de los moderadores. Veremos si esto es suficiente.

Lo que sí es significativo es la diferencia entre la cantidad de recursos que Facebook destina al acuerdo de la demanda anterior (52 millones de dólares), y el destinado a la compra de GIPHY (400 millones de dólares). Naturalmente, lo valioso de esto no son nuestros queridos GIFs, si no más bien todos los datos que se podrán recolectar, y lo bien integrado que ya estaba GIPHY en otros productos de la competencia de Facebook (Twitter o Slack, entre otros muchos).

Siempre resulta alucinante ver en la calle tecnologías que hasta ahora sólo imaginábamos en videojuegos o novelas de ciencia ficción. Lo deprimente, al menos en este caso, es que este exoesqueleto vaya a servir para que falsos autónomos que trabajan precariamente para una plataforma de comida a domicilio puedan cargar todavía más bultos a sus espaldas.

Tras ver el nuevo vídeo de Demo de la próxima versión de Unreal Engine, quizá podría empezar a dar crédito a la posibilidad de que vivamos dentro de una simulación: el nivel de detalle a tiempo real que están consiguiendo es alucinante.

¿Es “They Live” la película más abiertamente anticapitalista del cine palomitero de los 80? Los expertos dicen: SÍ.

También hacer mención especial a la escena de pelea estúpidamente larga: locura ochentera en estado puro.

En esta recopilación podemos disfrutar de las ilustraciones originales de la primera edición en Francés de “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells, que me parecen una maravilla.

Por cierto, SPOILER: en el libro, la humanidad se salva porque los marcianos sucumben ante los patógenos terrícolas, a los que no habían desarrollado inmunidad. Vivir para ver.

Hace unas semanas nos dejó Florian Schneider, y no habíamos dicho nada por aquí. Así que, como pequeño homenaje, aquí va una versión en directo de uno de mis temas favoritos de Kraftwerk.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.