20200527

En la novela “Zero History” de William Gibson (2010), aparece en cierto momento una camiseta que hace a su portador invisible a las cámaras de vigilancia. Algo parecido están investigando en la Northeastern University: ejemplos “adversariales” usando los casos frontera en algoritmos estándar de reconocimiento, para hacerlos fallar.

Aunque, como era de esperar, el objetivo de la investigación no es resistir a los algoritmos de reconocimiento facial, si no perfeccionarlos: “Lin says that the team’s ultimate goal is to find holes in neural networks so that surveillance firms can fix them, rather than to assist people in avoiding detection. “In the future, hopefully we can fix these problems, so the deep learning systems can’t be tricked.”

Y siguiendo con Inteligencia Artificial, un modelo de red neuronal ha sido capaz de reconstruir una especie de Pac-Man tan solo viendo horas y horas del funcionamiento del juego original. Más o menos, como haría cualquiera que quisiera programar un clon de Pac-Man sin poder ver el código original: inferir las reglas del juego viendo a otra persona jugar. Bienvenidos a 20 minutos en el futuro.

Los Perrobots pastores de ovejas no están en un estado tan avanzado como los anteriores ejemplos (se trata de un primer prototipo) pero resulta muy interesante.

Aunque para algunos profesionales del pastoreo, no es tan prometedor: “El granjero James Rebanks, autor del libro La vida del pastor, dice que los robots no tienen las habilidades motoras o la inteligencia para realizar labor de pastoreo. Los perros son lo suficientemente inteligentes como para saber cuándo y cómo moverse. “Nadie que trabaje con ovejas necesita o quiere esto. Es una fantasía”, dice Rebanks”

Ya vimos que a principio de este año se llegó a picos de 18 grados en la Antártida, y este ha sido uno de los inviernos más calurosos desde que se tienen registros. La anomalía térmica positiva (valores encima de la media) ha llegado hasta los 8 grados en Moscú, la más elevada en la historia en cualquier parte del planeta.

Además de que esto sea preocupante, lo es todavía más si pensamos que se está produciendo sin que haya un evento atmosférico especial que influya. No pinta nada bien.

Mientra intentamos gestionar los líos de nuestro planeta, también estamos siendo capaces de presenciar la formación de planetas nuevos a 520 años luz.

Ya hemos comentado muchas veces que en el capitalismo de Silicon Valley el crecimiento se persigue a toda costa, y eso incluye sacrificar conceptos básicos de un negocio tales como vender un producto o servicio por más dinero que el que cuesta de producir.

El amigo del autor de este artículo regenta varias pizzerías en NY, pero no hacía envíos a domicilio (en parte, porque no vale la pena competir con Domino’s). Por eso se sorprendió mucho cuando empezó a recibir llamadas de clientes insatisfechos con las pizzas a domicilio que habian pedido. Indagando un poco, descubrió que Doordash (una plataforma similar a Uber Eats o Glovo) estaba poniendo a la venta sus pizzas en su plataforma sin haber siquiera contactado con él, y encima a un precio inferior (16$ en vez de 24$). Como el autor del artículo se dedica a trading y bolsa, ambos decidieron hacer algunos experimentos de trading y ganar dinero a costa de Doordash comprando sus propias pizzas en la plataforma. Los resultados son hilarantes y deprimentes al mismo tiempo.

Tristemente, queda mucho por cambiar, y no es casualidad que el sector del gaming moderno (los juegos indies y retro ya son, en gran parte, otro cantar) sea actualmente una de las canteras que la alt-right misógina tiene entre los sectores de población más jóvenes (y masculinos, claro).

Amon Tobin sigue en su línea de hiperactividad que ya iniciara en 2019, con múltiples lanzamientos con varios pseudónimos. El más reciente ha sido el nuevo álbum de Two Fingers, y como su título indica, trae ganas de guerra.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.