20200325

En TikTok, la joya del “Silicon Valley” Chino, que está apadrinada por el Partido (¿cuál? ¡el único que hay en China!), no sólo te pueden censurar por criticar al gobierno o subir fotos de los tanques en Tiananmen. ¡También te pueden censurar por ser feo o parecer pobre!

El gobierno chino: siempre a la vanguardia en combinar Dictadura Totalitarista con Capitalismo Salvaje (¿es que hay que elegir?): “TikTok controls content on its platform to achieve rapid growth in the mold of a Silicon Valley startup while simultaneously discouraging political dissent with the sort of heavy hand regularly seen in its home country of China.”

Este aluvión de información que se ha convertido en el día a día de nuestro confinamiento está dando lugar a un fenómeno nuevo (pero conociéndonos, quizá esperable): la gente que admite que “no es científico, ni médico, ni epidemiólogo”, pero que no está dispuesta a perder ni una sola oportunidad de ganar más seguidores, retweets, y relevancia en redes sociales: “His Twitter account has grown to more than 120,000 followers since he started tweeting about COVID-19. (He had about 2,000 before.) He shares the same philosophy as Pueyo: that in a public health crisis, fast information with possible inaccuracies is better than waiting.” 

En este mundo de actualizaciones constantes, el nuevo dogma es que “tener información imprecisa o incorrecta es mejor que no tener nada de información”. Y me parece que, en el caso de esta crisis, es justamente al revés.

Sarah Spencer ha creado esta preciosidad de mapa estelar programando máquinas de coser de los 80 con Arduinos y Raspberry Pis. Y lo mola todo.

Una lectura muy densa, pero con puntos muy interesantes sobre cómo de “real” era nuestra vida normal antes de esta crisis, y como lo que nos parece “irreal” es, ni más ni menos, la realidad y la naturaleza llamando a nuestra puerta: “Lo cierto es que, obligados a este parón, vamos a ver por fin cosas que teníamos delante de las narices, nos vamos a aburrir hasta la rebelión, vamos a tensar al máximo nuestros resortes íntimos y nuestra lengua común. La pregunta ahora, por tanto, no es si esta revelación podía haberse producido de otra manera sino si estamos preparados para sacarle partido.”

Para los que tenemos la inmesa suerte de tener que quedarnos en casa (no como la gente que se la está jugando en primera línea en hospitales, supermercados, o fábricas), este artículo trae algunos consejos de auto-cuidado para nuestra salud mental, que también nos va a hacer falta. Bueno, y también trae fotos de gatitos, que eso siempre gusta.

El Insight Lander que tiene ahora mismo la NASA sobre la superficie de Marte tenía un problema: uno de los brazos excavadores se había quedado atascado. La solución ha sido darle un “golpe de remo” (bueno, golpe de brazo con pala) para liberarlo. Lo que más me flipa es que se ha estado escribiendo código durante meses para programar por software ese palazo (con simulaciones incluidas), para asegurarse de que no se dañaba el resto de sistemas del Lander.

Este artículo en realidad me sirve para contar que el fenómeno japonés de las mascotas corporativas me fascina desde hace años, y que a partir de ahora tienes la obligación de seguir a @MondoMascots, la mejor cuenta de Twitter del mundo.

A finales de los 90 podían pasar muchas cosas, como que se anunciara Murphys Stout con un corto animado de cyberpunkis y samurais, digno de proyectarse en cines .

Después de casi 3 años desde Bad Dream Baby, September 87 han vuelto al Planeta Tierra. Me encanta TODO de esta canción y de su videoclip.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.