20210126

Según las conspiranoias del ideario de QAnon, el dia de la investidura de Biden tenía que producirse la “jugada maestra” final de Trump. En el momento adecuado del acto, ejército y FBI irrumpirían para detener a Biden y a la plana principal demócrata, con la aparición estelar de Trump, que seguiría siendo presidente y revelaría todo como un astuto plan para poder arrestar a la supuesta red de pederastia internacional.

Obviamente, ninguna de estas fantasías sucedió, y Trump simplemente cogió su avión a Florida y Biden fue proclamado presidente. En chats y foros online especializados, como muestra este artículo, se pudo vivir en directo el derrumbamiento mental de los creyentes de QAnon durante el acto. Aunque mucha gente se apresuró a re-amoldar sus creencias para casarlas con lo que acababan de presenciar, para muchos otros fue un despertar a la realidad de QAnon: poco más que una campaña de un juego de rol de fantasía en vivo.

Como alguno de los QAnonistas lo expresaba: “HOW COULD WE BELIEVE THIS FOR SO LONG? ARE WE ALL IDIOTS?”. Pues va a ser que sí.

Lo que no es una fantasía es la lista de más de 100 indultos que Trump se ha apresurado por firmar en sus últimos días de presidencia. Aparte de su infame ex-asesor Bannon, muchos de estos indultos están relacionados con espionaje (industrial y de otros tipos) y con, oh sorpresa, el juicio sobre las relaciones de la campaña electoral de Trump con Rusia.

En un sorprendente giro, Facebook va a poner la decisión de revocar la suspensión de las cuentas de Trump en manos del Oversight Board. Este Board, un ente independiente formado por expertos y líderes civicos internacionales, fue creado el año pasado para tomar decisiones de moderación de contenido, y sus decisiones no pueden ser revocadas ni siquiera por el propio Zuckerberg.

Aunque de momento suena a una rama judicial de la Corporación-Estado que es Facebook, el dia que los usuarios podamos votar este Oversight Board será uno de los primeros pasos para tener una plataforma realmente gestionada por la comunidad y no por unas pocas manos privadas.

Este comic explica de forma muy sencilla cómo la pandemia está volviendo a sacar a la mujer del mercado de trabajo: ante el cierre de colegios, cuarentenas varias, y la imposibilidad de compaginar trabajo y cuidado de hijos, las que se están viendo forzadas a abandonar sus trabajos son ellas.

Esto, además, provoca que los padres que sí mantienen su trabajo tengan mejores oportunidades para ascender, con lo que las mujeres que se incorporen al mercado de trabajo en el futuro lo tendrán todavía más difícil: “The reverberations of this pandemic will be felt by women for years to come.”

Una de las comidilla de esta semana en redes sociales ha sido, sin duda, el tema del Rubius y Andorra. No es nada nuevo que las rentas altas se desplacen a paraísos fiscales para huir de la fiscalidad de su país de origen, pero quizá lo público de la figura del youtuber y la crisis sanitaria que atravesamos hace el gesto todavía más sangrante. Me parece que el verdadero problema es, en realidad, que se permita la existencia de paraísos fiscales en la Unión Europea.

También me llaman la atención las declaraciones que se recogen en este otro artículo, donde El Rubius parece percibir a la Agencia Tributaria como un señor que aplica la normativa según sus simpatías y que le ha pillado manía justamente a él: “Esto no es algo que haya contado muchas veces, pero Hacienda a mí me ha tenido en el punto de mira desde el día uno. Siempre han estado intentando putearme, tío. Lo he hecho bien. Lo he hecho todo legal. Aun así, por ser el único tonto que se ha quedado en España me putean a mí, ¿sabes? Esto, en plan, no me lo estoy inventando ni nada. No lo he contado nunca, tampoco ha salido nunca, pero llevan detrás mía y tratándome como un criminal desde el día uno, cuando soy el único tonto, por así decirlo, que se ha quedado aquí pagando impuestos. Y no se, eso a veces pues me toca los cojones. Pues mira, si vais a estar así conmigo, pues a lo mejor me voy, sabes. Manda huevos que me quede, me puteen, e intentéis ir a por mí.”

A través de este artículo he descubierto “El Caballero del Dragón”, una curiosa intentona española en los 80 de mezclar ciencia ficción y fantasía medieval, con Miguel Bosé como alienígena y un Klaus Kinski del que todo el equipo terminó hasta el gorro.

“New Retro Illustrations: Retro Reimagined by a New Generation” es un libro de arte que reune a 40 ilustradores japoneses que se han propuesto crear nuevo arte mirando al anime y diseño de los 80: el llamado “New Retro”.

Y para New Retro, el mejor cierre es este álbum con aires al Carpenter de los 80, que se ha distribuido en cinta, y que sirve de banda sonora oficial para un juego de rol fanzinero que se llama, convenientemente, ALT NYC 88.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.