20200422

Los gigantes tecnológicos (Google, Facebook, Twitter), han reaccionado tarde y mal a la avalancha de bots, fake news, y otras tácticas de desinformación que se hicieron evidentes durante las elecciones de 2016 en USA. Lo que viene a contar este artículo es que, con esta actitud reactiva, siempre se va a ir detrás de los desinformadores, cuyas tácticas evolucionan constantemente.

Y creo que va a seguir siendo así porque, aparte de las dificultades técnicas (que existen, y en gran número), estos gigantes Tech actúan en esto por guardar las apariencias más que por un interés honesto. A las plataformas no les interesa que el debate sea razonable y claro, les interesa que pasemos en ellas el mayor tiempo posible.

Si el estado de la economía es supuestamente signo del bienestar y progreso humano, ¿por qué la bolsa de valores de USA está bien sana mientras muere cada vez más gente? Quizá porque, sencillamente, una cosa no tiene que ver con la otra.

Y sobre todo, porque las declaraciones de la presidencia han ido dirigidas a tranquilizar a las corporaciones y a prometer garantizar sus beneficios, pase lo que pase (y tengan que sufrir los ciudadanos lo que tengan que sufrir): “What matters is that the Trump administration will pay any price, bear any burden, meet any hardship to keep big corporations alive and profitable. That is, from the GOP’s perspective, the sole legitimate function of the U.S. government. And given their ferocious commitment and the government’s financial firepower, they have a plausible shot at success.”

Comparando con el caso anterior, por lo menos hay Estados y Estados. Una alternativa para el distanciamiento social puede ser el comercio electrónico, pero tenemos que ser conscientes de que al comprar online también exponemos a otras personas (casi seguro, en situación laboral mucho más precaria que la nuestra), y pensar si vale la pena exponerles para cosas que pueden ser más comodidades que necesidades.

Me gustaría ver más de esta legislación en España, sobre todo con las cosas que estamos viendo con otros servicios de reparto a domicilio.

En un siguiente episodio de las chaladuras conspiranoicas de “ultracentro”, (es decir, de ultraderecha), Whatsapp está controlando directamente por el gobierno español y por peridodistas de La Sexta (ya quisieran).

Lo hilarante del tema es que quien controla Whatsapp es el mismo señor que hace de forma sistemática la vista gorda con bulos y desinformación para no enfadar a medios conservadores y de  ultraderecha, y que a día de hoy el cifrado punto a punto de Whatsapp es más seguro que el que pueda ofrecer Telegram.

Un adelanto de cómo se van a ver modificados los espacios y nuestra forma de usuarlos tras el confinamiento, directamente desde Singapur.

Nuestro juego de rol/machine learning bizarro favorito, AI Dungeon, ha lanzado su modo multijgador. A ver si lo probamos y transmitimos impresiones por esta nuestra recopilación semanal.

 

We have our first look at Denis Villeneuve’s Dune, and we’re breaking down every little detail and easter egg from stillsuits to sietch communities.

 

Nerdist Nerdist

Habra que ver cuando lleguen las películas, pero el próximo Dune tiene pintaza.

Una de las cosas increíbles de nuestra época es poder explorar sitios con miles de años de antigüedad sin salir de casa, tal como el monumento-libro que es la tumba de un faraón.

 

Del mismo autor que la trilogía Border dedicada al Atari ST A partir del próximo 20 de abril se pondrá en marcha una nueva campaña de…

 

www.retromaniac.es www.retromaniac.es

A ver si sale la campaña de crowdfunding de este libro sobre la escena underground de crackeo de software en BBSs durante los 80 y los 90, aunque sea simplemente por el ANSI/Pixel Art que se gastaban.

He descubierto esta semana varios grupos de punk hardcore con un denominador en común: los videoclips animados hiper-cañeros de Marcos Imov. Este tema de los holandeses Vitamin X nos presenta una propuesta un poco mas crossover-trash.

Y como no podemos decidirnos sólo por uno, cerramos con otro videoclip animado del mismo estudio, en este caso de un tema de los australianos Frenzal Rhomb.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.