20200115

El filtro de respiración como accesorio fashion, y el respirar aire (menos) contaminado como un lujo para los pudientes. Este es el futuro que ya se nos viene encima. Gracias a Jacinto por el enlace.

En estos dos o tres últimos años de delirante actualidad política en España, los análisis de Guillem Martínez han sido como una boya a la que agarrarse para no hundirme del todo.

De este último artículo sobre la investidura de la semana pasada, yo destacaría: “La crisis democrática persiste en Europa y en su Sur. El Bienestar ha muerto, pero no ha recibido sepultura. Partidos que denunciaron eso, que lo diagnosticaron, o que lo protagonizaron, ahora están juntos. Lo que explica que deberán compartir una nueva lógica. Tal vez, la lógica de la fragilidad.”

Y también: “Frente a ello, unas derechas que parecen abuelitos cebolletas. Pero que no son entrañables. Aparentemente parecen tontos. Y, para qué nos vamos a engañar, no disponen en el Congreso de ningún Nobel de Química. Pero poseen la mayor inteligencia jamás vista de las derechas por aquí abajo. El Constitucionalismo. Una lectura de la Constitución que se aleja de la Constitución, y en ocasiones de valores de convivencia mínimos. Su desprecio de la ley y del decoro indica la presión que emitirán.”

La historia gráfica de nuestro “barrio”, la Web (que como en todos los barrios gentrificados, ya tenemos copado de franquicias), en este reciente lanzamiento de Taschen. Do Want.

Este artículo es del 2018, pero refleja muy bien cómo las clases más beneficiadas perciben cada vez más el desarrollo tecnológico como salvación individual de un desastre inevitable, en vez de como una vía de supervivencia colectiva.

Y en realidad, creo que tampoco les va a servir de mucho, como no va a servir que cada uno nos construyamos una casa en el monte con su propia valla, depósito de agua, y huerto para sobrevivir (que es la misma estrategia de los super-ricos, pero con menos dinero). Como se concluye en el artículo: “La condición humana no tiene que ver con la supervivencia o escapatoria individual. Es un deporte de equipo. Cualquiera que sea el futuro que aguarda a la humanidad, nos afectará a todos.”

En 2020 va a haber una adaptación a cómic de “Matadero 5” (novelón de Kurt Vonnnegut), y encima la va a dibujar Albert Monteys. Pues YO YA.

Articulazo sobre la evolución de Disney, la estrategia que ha llevado a la hiper-concentración del entretenimiento audiovisual, y encima con unos gráficos interactivos que da gusto.

Esto da bastante bajón, pero si “Aquellos Maravillosos Años” fuera una serie que se estrenara ahora, el periodo que cubriría sería de 2000 a 2005, empezaría conmigo entrando a la universidad y terminaría con todos nosotros registrándonos en Facebook. Que es cuando se acabó todo lo bueno: makes sense.

El nuevo disco de Kvelertak está cerquita y yo ya estoy Black’n’Rolleándome encima.

Desgraciadamente, el pasado viernes nos dejó Neil Peart, quizá el mejor batería de la historia del Rock, y parte fundamental de Rush. Gracias por tanto, Neil.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.