20200916

A estas alturas seguro que ya habéis visto las imágenes del cielo de San Francisco durante los incendios de California, pero las fotos con dron que hicieron en The Verge son de las más impresionantes. Por supuesto, todos hemos pensado enseguida en el inquietante parecido con las escenas de Las Vegas en Blade Runner 2049. ¡Y es que esta recopilación no se llama “20 minutos en el futuro” por nada!

Al mito de USA como tierra fértil para el emprendedurismo internacional y la innovación se le empiezan a ver demasiado las costuras, especialmente con la actual administración. Ante las perspectivas de alquileres desorbitados, regulación migratoria hostil, sistema sanitario precario, y racismo estructural, muchos de los fundadores relacionados con innovación y tecnología están optando por Canadá como base de operaciones: “The US is losing this competition not just because of bad policy; it now seems to be a dangerously racist place. One self-taught Nigerian coder I spoke to, Joseph Cobhams, dreamed of “building a product that a billion people use.” But when he visited New York City, he was stopped by police three times in two weeks.”

En un episodio nuevo de “Caseros de pesadilla”, en este artículo tenemos a la pareja de eco-emprendedores (o más bien, como se ve conforme avanza el artículo, de eco-especuladores) neoyorquinos que, sin previo aviso y en plena pandemia, trataron de echar a la calle a sus inquilinos, a los que estaban cobrando más de 800$ al mes por una habitación reformada ilegalmente sin ventana ni calefacción.

Y todo esto es sólo el principio (o el final) de una dinámica inmobiliaria insostenible, cuyos problemas son más obvios con la pandemia: ““We don’t finance housing in this country,” says Ron Shiffman, a city planner and tenured professor at Pratt’s School of Architecture. Instead, housing serves as a “financing tool.” The market encourages buyers, whether Saudi princes or the owners of yoga studios, to treat homes like banks, as places to put their money, whether or not they actually live in them. It also motivates developers to build luxury properties with the highest returns, housing fewer residents. In New York, the pandemic brought the dangers of this system painfully to light, as mass economic devastation made many people, even landlords like Gendville and Brooks-Church, suddenly desperate for real-time shelter.”

Muchas de las técnicas médicas que hoy damos por sentadas han nacido de crisis sanitarias como la que atravesamos. Este artículo repasa algunas que resultan muy llamativas: por ejemplo, el simple hecho de que los cirujanos se laven las manos, no es algo tan nuevo. “En 1840, los médicos pasaban de diseccionar cadáveres en la morgue a ayudar a dar a luz a un bebé en la sala de maternidad sin higienizarse o cambiarse la ropa. En una época en la que los gérmenes aún no se habían descubierto y se creía que la enfermedad era causada por miasmas u olores pútridos, el obstetra Ignaz Semmelweis planteó en el Hospital General de Viena la hipótesis de que las partículas cadavéricas eran las causantes de tantas muertes durante el parto. (…) El consejo de lavarse las manos, sin embargo, no fue aceptado de inmediato por sus colegas: significaba aceptar que ellos estaban causando las infecciones. Semmelweis perdió su trabajo y luego de un colapso murió en una institución psiquiátrica a los 47 años.”

Por aquí solemos criticar bastante las plataformas, sus apps, y su pobre relación con la privacidad. Pero la app de Radar COVID es una muestra de que se pueden llegar a compromisos haciendo las cosas de otra maneras: usando tokens sin relacion con datos personales, que además se renuevan cada 10 minutos, y con un control claro y sencillo para que el usuario active y desactive el matching. Y muy importante: liberando el código para que el que quiera lo pueda examinar.

Por este artículo hemos descubierto la historia del Proyecto Cybersyn, una especie de internet/business intelligence setentera (a base de Telex!) para la economía nacional de Chile, que se  proyectó durante el gobierno de Allende, y que en algunos sentidos anticipó muchas cosas (y que en otros, era demasiado tróspida).

¿Queremos tener un Bajo Eléctrico/Commodore en casa? Los expertos dicen: SÍ.

Jessie Frye ha lanzado nuevo album en pura etiqueta synthwave/retrowave, y el primer single y videoclip también están bastante majos.


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.