20210707

Creo que es importante intentar imaginar la escala gigantesca de un acontecimiento como el de la “absorción” de una estrella de neutrones por un agujero negro, sobre todo porque es muy sano ser conscientes de lo pequeñitos e irrelevantes que somos a nivel cósmico.

Pero también, el que seamos capaces de detectar algo así mediante unas pequeñas vibraciones en un haz de luz, y también el ser capaces de deducir que cosas de éstas ocurren en el universo casi una vez al mes (!), pues también tiene su mérito: “If you think too hard about this, the scale of it can be dizzying: These collisions, so large at their origin, make only the smallest impression when they reach us, and we in turn are just that small, compared with the unfathomably large scale of the phenomena we’re trying to measure. And these massive events are happening on a cosmic level all the time. Based on the new findings, the researchers estimate that a mash-up between a black hole and a neutron star occurs about once a month within 1 billion light-years of Earth. Such events probably take place in every galaxy in the universe, including our own—we just haven’t detected one here yet.”

Mientras, nuestra pequeña roca sigue dándonos alertas de que, como sigamos así, esto no va bien. En este artículo se explica un poco el fenómeno de la “cúpula de calor” que está provocando temperaturas de 50 grados en Canadá y en USA, y cómo de fácil es que siga ocurriendo en cualquier parte del mundo cada vez con más frecuencia.

La crisis pandémica, que es un “teaser trailer” de lo que nos viene en las próximas décadas, ha dejado claro que las soluciones pasan por la responsabilidad mutua y la acción colectiva. Sin embargo, tenemos que tener claro que hemos educado a una buena parte de los jóvenes para que antepongan disfrute inmediato individual a cualquier otra consideración.

El macrobrote de Mallorca es un ejemplo más de ésto. En esta carta, la jefa de estudios de uno de los institutos cuyos alumnos organizaron por su cuenta la asistencia a la macrofiesta dice las cosas muy claras: “A veces pienso que el ser humano está mejor confinado. Luego pienso que la mezquindad es minoritaria y me consuelo un poco. Pero poco, porque si algo he aprendido este año, con toda la información que manejo como jefa de estudios adjunta, como coordinadora Covid y como rara avis que no entiende otra forma de vida que en sociedad, capaz de anteponer su grupo o a otro miembro de este frente a sí misma como ente individual, es que hemos vuelto a fracasar por culpa del individualismo, del egoísmo y de un egocentrismo mal gestionado.  “

El futuro no era que la tecnología nos quitara el trabajo y nos sustituyera por robots: era que apoyadas en la tecnología, las empresas nos hagan trababajar como si fuéramos robots: “Automation hasn’t replaced all the workers in warehouses, but it has made work more intense, even dangerous, and changed how tightly workers are managed. Gig workers can find themselves at the whims of an app’s black-box algorithm that lets workers flood the app to compete with each other at a frantic pace for pay so low that how lucrative any given trip or job is can depend on the tip, leaving workers reliant on the generosity of an anonymous stranger. Worse, gig work means they’re doing their jobs without many typical labor protections. In these circumstances, the robots aren’t taking jobs, they’re making jobs worse. Companies are automating away autonomy and putting profit-maximizing strategies on digital overdrive, turning work into a space with fewer carrots and more sticks.”

Recomiendo muchísimo este juego/documental al estilo de los libros elige-tu-propia-aventura que trata, precisamente de los libros elige-tu-propia-aventura (aunque también sobre otros temas, como la obsesión o las decisiones vitales). He logrado desbloquear 2 finales, ¡pero al parecer hay 6 posibles!

Un poco de música de chills (y libre de derechos) nunca viene mal, pero si viene acompañada por esta animación de deathburger, entonces la cosa ya es de 10.

Los temas de IRYS se mueven un poco entre lo siniestro, lo cyberpunk, y la nostalgia ochentera, ¿es que hay que elegir?


Recibe en tu email las próximas recopilaciones.